Un espacio desde el cual me gustaría compartir inquietudes y charlas sobre temas que me interesan mientras nos deleitamos con una taza de buen café...

lunes, 6 de abril de 2009

EL CINE DE DISTOPIAS (2) "Sociedades enfermas"



Recordemos de la anterior entrada que el cine de distopias es un subgénero de la Ciencia Ficción que nos muestra, por lo general, la descripción de unas sociedades ubicadas en un futuro no demasiado lejano y cuya evolución nos lleva a un mundo deshumanizado, decadente, dominado por una tecnología al servicio del poder establecido, que es omnipresente, y una humanidad sumisa y resignada a su suerte. Alguna de las mejores películas de Ciencia Ficción que hay están dedicadas a este genero. En la primera parte hablé de Blade Runner, no sólo uno de los hitos del cine.

Ahora voy a centrarme en un grupo de películas que me impactaron de alguna forma en el momento que las vi:


LA FUGA DE LOGAN


La fuga de Logan es una película del año 1976 dirigida por Michael Anderson y protagonizada por Michael York, Peter Ustinov, Richard Jordan, Jenny Agutter y Farrah Fawcett (Jill en Los Angeles de Charlie).

No es que sea una obra maestra pero recuerdo que cuando la vi de pequeño quede alucinado. En posteriores visionados, ese asombro se fue atenuando pero nunca olvidaré la multitud de sensaciones que sintió mi joven cerebro en aquella época.

El argumento trata de un mundo en el cual todo el mundo vive feliz debajo de tierra como consecuencia de un cataclismo nuclear. Sus necesidades vitales están satisfechas.No existe el dinero. Todo es perfecto excepto una cosa: al cumplir los treinta años las personas acuden a una ceremonia llamada Carrusel en la cual se lleva a cabo una inmolación en grupo.

Aunque todos parecen aceptar de buen grado la situación, hay un grupo de personas a las que la situación no les convence del todo. No creen ser los únicos humanos supervivientes, como les han vendido, y afirman que en la superficie existe una especie de lugar mítico llamado Santuario en el cual la gente pasa de los treinta y todo es armonía.

El protagonista, Logan 5, es un policía que se dedica a perseguir y matar a estos disidentes y que está satisfecho con su situación. El problema llega cuando está a punto de cumplir 30 años y se acerca el momento de acudir al Carrusel. Entonces descubre, mira tú por donde, que eso no le satisface en absoluto. Así que contacta con Jessica 11, una miembro de la resistencia, y juntos escapan de la ciudad para encontrar el mítico Santuario. Por supuesto a lo largo de la aventura, en la que son perseguidos por el mejor amigo de Logan, los dos jóvenes se enamoran.

La escena más recordada, es aquella en la que Logan y Jessica en las ruinas del Capitolio ven por primera vez en su vida un hombre viejo (Peter Ustinov) y el asombro que eso les causa. Una película digna de verse.

FARENHEIT 451





A 451 grados farenheit es la temperatura a larde el papel y precisamente de eso trata este título. En él nos adentramos en la sociedad de un futuro muy cercano en el cual existe una férreo control estatal hacia los ciudadanos. Este control no es sólo físico sino que también está regulada la forma en la que se tiene que pensar y llega a tal extremo, que incluso está prohibida la lectura y el hecho de poseer un libro está penado por la ley. Para cumplir esas estrictas normas existe un cuerpo de "bomberos" que se encarga de quemar los libros que se encuentren en poder de la gente.

Uno de estos bomberos, guiado por la curiosidad , se guarda uno de los libros en el transcurso de una de sus misiones en el que una anciana elige quemarse con su biblioteca. Más tarde en su casa lo lee y descubre los mundos maravillosos que se describen en los libros y que incluso existen formas de pensar diferentes a las que propugna el poder establecido.

El bombero (no recuerdo su nombre) empieza a acumular libros de todo tipo que va escondiendo en su casa hasta que su esposa, tan alienada como el resto, lo descubre y lo denuncia. El protagonista consigue escapar y gracias a una joven a la que había conocido en el autobús contacta con un grupo de gente, perseguidos también, que se dedican a memorizar un libro cada uno para que este legado no se pierda y poder transmitirlos de forma oral. Es tal su simbiosis con el libro que eligen para aprender que incluso renuncian a su propio nombre para ser conocidos por el título del libro que han aprendido.

Nótese su semejanza con otras películas distópicas, el héroe es una persona no sólo integrada en el sistema, sino que incluso trabaja para él, su intención crítica de la sociedad actual (en este caso la censura) etc.

Hollywood amenaza con hacer un remake en fechas próximas, que Dios nos coja confesados....


ROLLERBALL


Rollerball es una bella, impactante y durísima película dirigida en 1975 por Norman Jewison y protagonizada por James Caan, John Houseman, Maud Adams y Moses Gunn. No hay que confundir con el "remake" hecho en 2002 por el acabado John McTierman y cuyo DVD aconsejo comprar para usar como bonito posa vasos, en el cual poner la cerveza que te bebes mientras ves la versión de 1975.

El mundo de "Rollerball" es un futuro horripilante, en el cual al parecer han desaparecido los países y que está dominado por grandes corporaciones financieras, cuyos miembros son los únicos que tienen derechos y privilegios, siendo el resto de la humanidad una masa de gente sin derechos ni identidad, totalmente alienados, que viven sumidos en la pobreza, en la semi-esclavitud y en las que sólo son un elemento productivo y que sólo encuentran diversión en deportes violentos, duros y extremos...

Uno de estos deportes es el "Rolleball", una mezcla de lucha, patinaje, baloncesto y motociclismo en el cual dos equipos de cinco, uno de ellos en motocicleta, intentan introducir una pelota de metal en un agujero dando vueltas a una pista de patinaje. Por descontado cuanto mas encontronazos halla, más sangre y más violencia, mejor para el espectáculo.

La historia arranca cuando Jonattan, un veterano jugador considerado el mejor de todos los tiempos, es conminado a retirarse por los ejecutivos dueños de su equipo a cambio de privilegios y derechos. Nuestro protagonista, que ya había sido obligado a divorciarse de su esposa para que unirla a un alto ejecutivo, ve algo oculto en toda la trama y se niega a retirarse.

Esto provoca que en los partidos que quedan para la final se vayan cambiando la reglas del juego, eliminando las faltas, prohibiendo las sustituciones y finalmente en la final, alargando el encuentro de forma indefinida, para intentar conseguir que Jonhnattan muera o quede incapacitado para siempre.

El final de la película es verdaderamente apoteósico, digno de verse, en donde un dignísimo Johnattan, ante una masa enardecida por la orgía de sangre que ha habido, renuncia a servir de instrumento a los intereses del poder y perdona la vida del otro jugador que queda en pie para limitarse a meter un gol y dar por concluido el partido. Su futuro es más bien negro pero nos da un motivo de esperanza, cuando la gente, después del estupor inicial, parece despertar de su letargo y corea su nombre aplaudiendo su gesto. Un final que pone los pelos de punta...




video
Maravilloso final de Rollerball...!!!!!Johnattan, Johnattan!!!!

En mi próxima entrada concluiré con mi pequeño y humilde homenaje al cine de distopias.

Un saludo.

No hay comentarios: