Un espacio desde el cual me gustaría compartir inquietudes y charlas sobre temas que me interesan mientras nos deleitamos con una taza de buen café...

jueves, 11 de septiembre de 2008

CINEMA PARADISO


Quiero comenzar esta sección de cine con la última obra maestra del cine italiano. Cinema Paradiso es una pelicula que nos golpea directamente al corazón. Todo en ella contribuye a eso. Una maravillosa banda sonora de Ennio Morricone, la magnifica fotografia que complementa el tono nostalgico del film, las conmovedoras interpretaciones del elenco de actores y por último ese maravilloso guión que se va desarrollando placidamente y que poco a poco consigue que te involucres y te identifiques totalmente con la sencilla y bonita historia que cuenta.

Es una pelicula hecha con cariño y que te transmite emociones positivas, un homenaje al mismo cine, con constantes guiños a su historia, un canto a la infancia, a la adolescencia, al primer amor que nunca se olvida, a la verdadera amistad y todo ello gira alrededor del viejo Cine Paradiso, mudo testigo de las pequeñas historias de las personas que de algun modo tienen algo que ver con él.

Toda la pelicula, que es un largo flashback, está impregnada de un tono nostálgico, pero no triste, y nos cuenta la historia de un afamado director de cine que vuelve a su pueblo para asistir al funeral de su amigo Alfredo que era el proyeccionista del Cine Paradiso y el que inculcó en él su amor por el septimo arte. Una vez en el pueblo descubre que el cine va a ser derribado para construir en él un supermercado. En ese momento Totó (así se llama el prota) recuerda su infancia y adolescencia en la Sicilia de la posguerra. Todo ello imbuido por la idealización y la nostalgia. En ese largo retorno al pasado hay esporádicos regresos al presente del protagonista.

Spoiler:

A destacar su maravilloso final (para mi, uno de los mejores de la historia del cine) en el cual Totó vuelve al Paradiso y descubre que Alfredo le ha dejado un rollo de pelicula en el cual ha insertado todos los besos y momentos comprometidos de las peliculas que proyectaba y que Totó no pudo ver en su adolescencia porque el cura del pueblo los censuraba y obligaba a Alfredo a cortarlos de la cinta. Representa el climax de la historia y pone un nudo en el estómago.

Aquí os reproduzco la escena para el que quiera verla.

Cayo paco.




video